Noticias

Las vacunas contra el COVID-19 y la influenza pueden unir a nuestra comunidad para combatir los virus

January 4, 2021

Desde marzo de este año, la comunidad de El Paso ha aprendido a adaptarse y sigue adaptándose a los obstáculos que nos ha puesto el COVID-19. Con toda la incertidumbre que nos trajo 2020, en este nuevo año, ahora más que nunca, es fundamental mantenernos sanos durante la pandemia. Una forma de mantenerse alerta es ponerse todas las vacunas recomendadas, incluida la vacuna contra la gripe o influenza.

“Los síntomas de la influenza y del COVID-19 tienen algunas similitudes. Si usted ya se puso la vacuna contra la influenza, eso puede ayudar a eliminar posibilidades en el diagnóstico si empieza a sentirse enfermo”, indica la Dra. Alison Days de la clínica Healthy Days Pediatrics.

Vacunarse también es un paso más para prevenir la propagación del COVID-19. Las vacunas reducen el riesgo en una comunidad que se ha vuelto vulnerable a la pandemia.

“Cuando hay una gran demanda de alguna vacuna, siempre se pone en duda su efectividad. No deje que los comentarios negativos o equivocados impidan que usted o sus hijos reciban una vacuna”, recomienda el Dr. Joel Hendryx del Centro Médico Universitario de El Paso. “Vacunarse no solo lo protegerá a usted, sino también a su familia, vecinos y seres queridos”.

Si está dudando en ponerse la vacuna contra el COVID-19 por temor a dar positivo en una prueba de detección, tenga en cuenta que la vacuna no provoca que quien la recibe de positivo en la prueba molecular de COVID-19 (conocida como prueba PCR, por sus siglas en inglés). Sin embargo, cuando una persona se vacuna, el cuerpo desarrolla una respuesta inmune al virus, por lo cual sí es probable que obtenga un resultado positivo en una prueba de anticuerpos, porque el objetivo de la vacuna es producir anticuerpos contra el virus para proteger al organismo.

Otra de las creencias falsas sobre la vacuna contra el COVID-19 es que de esta forma se puede contagiar del virus. La vacuna contra el COVID-19 no contiene virus activo y, por lo tanto, no puede causar la enfermedad ni hacer que la prueba PCR salga positiva.

“Ponerse esta vacuna no le transmitirá la enfermedad, sino que le permitirá a su sistema inmunológico reconocer el virus”, explica el Dr. Hendryx. “Recuerde que las vacunas no se hacen de la noche a la mañana. Se tienen que investigar y probar para cumplir con los estándares de seguridad antes de ser aprobadas”.

Los CDC indican que al recibir una vacuna contra el COVID-19 aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y el Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP), los pacientes pueden experimentar dolor en el brazo, dolor de cabeza o fiebre. Esto no es motivo para alarmarse. Estos síntomas son una señal de que el sistema inmunológico está desarrollando tolerancia y trabajando para proteger al organismo del COVID-19.

Muchos médicos e investigadores han trabajado para que se apruebe la vacuna contra el COVID-19, y están exhortando a los paseños a vacunarse también contra la influenza para frenar la propagación de esta pandemia. Para obtener más información sobre las vacunas, visite el sitio web www.cdc.gov/coronavirus/. Vacunarse no solo lo protege a usted, sino que también ayuda a reducir el riesgo de que las enfermedades se propaguen en nuestra comunidad.

*Los doctores Alison Days y. Joel Hendryx son miembros del grupo El Paso United COVID-19 Transition Task Force, que está integrado por expertos del sector salud, funcionarios electos y organizaciones sin fines de lucro de toda la región Paso del Norte. *


Back to News