Noticias

Qué hacer y qué no hacer para ayudar a alguien a dejar de fumar

June 16, 2017

Dejar de fumar no es fácil. La siguiente información puede ser de utilidad para usted o algún ser querido que quiera dejar este vicio.

Deje que el fumador se responsabilice de su problema. El cambio de estilo de vida y el desafío es de esa persona, no de usted.

Averigüe si el fumador quiere que le pregunten periódicamente cómo le va. Pregúntele cómo se siente en general, no sólo si ha seguido sin fumar.

Dígale al fumador que puede hablar con usted siempre que necesite escuchar palabras de apoyo.

Ayude al fumador a conseguir lo que necesita, como dulces, verduras frescas o algo para morder y eliminar la ansiedad.

Dedique tiempo a hacer algo con la persona para distraerla de fumar – vayan al cine, a caminar o a andar en bicicleta para que se le pasen las ganas de fumar (el “antojo de nicotina”).

Trate de entender el punto de vista del fumador – el hábito puede parecerle como un viejo amigo que siempre ha estado con él en las buenas y en las malas. Es difícil renunciar a eso.

Convierta su casa en un lugar libre de humo – que nadie pueda fumar en ninguna parte de la casa.

Elimine los encendedores y ceniceros de su casa. Quite todo lo que le recuerde fumar. Lave la ropa que huela a cigarrillo. Limpie alfombras y cortinas. Use aromatizante para eliminar el olor a tabaco – y no se olvide de lavar también el automóvil.

Ayude al fumador con algunos quehaceres, el cuidado de los niños, la cocina – cualquier cosa que le ayude eliminar el estrés de dejar de fumar.

Celebre cada paso que de hacia adelante. ¡Dejar de fumar ES UN GRAN LOGRO!

No dude de la capacidad de la persona para dejar de fumar. Si usted tiene fe en que sí puede hacerlo lo va a lograr.

No juzgue, ni regañe, ni sermonee, ni se burle. Esto puede hacer sentir al fumador peor de lo que ya se siente. No es bueno que su ser querido recurra al cigarrillo para calmar sentimientos negativos.

No se tome a pecho el mal humor del fumador cuando esté pasando por el síndrome de abstinencia. Dígale que usted entiende que los síntomas son reales y recuérdele que no duran para siempre. Normalmente se sentirá mejor en unas 2 semanas.

No ofrezca consejos. Sólo pregúntele cómo le puede ayudar con el plan o programa que está siguiendo.

Para más información, visite la página setyourdate.org, donde encontrará más recursos para ayudar a su seres queridos a dejar de fumar.

Fuente: American Cancer Society

Smoking

Back to News