Noticias

Atletas universitarias trabajan con alumnas de primaria para mantenerlas activas.

February 24, 2017

La Escuela Primaria Hillrise se encuentra a unos ocho minutos en automóvil del campus de la Universidad Estatal de Nuevo México. Dos veces por semana, un grupo de alumnas y atletas de la universidad llega caminando hasta Hillrise para trabajar con unas 50 niñas de la primaria y ayudarles a mejorar su condición física.

Este programa denominado “Aggie Play” está haciéndose notar gracias a la iniciativa Alimentación Sana y Vida Activa (HEAL, por sus siglas en inglés) de Paso del Norte Health Foundation.

“No se trata de convertir a las niñas en súper atletas, sino de que estén activas”, indica el Dr. Phillip Post, del Departamento de Kinesiología y Danza de la Universidad.

Post creó el programa “Aggie Play” basándose en un programa que investigó en San José, California. La Iniciativa de Deporte Femenil del Área de la Bahía permitió enviar deportistas universitarias a platicar con niñas de primaria después del horario escolar para aumentar su participación en actividades físicas de moderadas a vigorosas.

Si se consigue que las atletas universitarias fomenten la actividad física entre las niñas de primaria, todo mundo sale ganando, pensó Post. Las atletas no sólo sirven como ejemplo de conducta positiva a las niñas, sino que también pueden ser sus mentoras.

“El objetivo original era promover el acompañamiento, en especial poder contar con jóvenes adultos que sirvieran como mentores e impulsores del programa”, señaló Post.

El Dr. Michael Kelly, oficial de programa de la iniciativa HEAL de Paso del Norte Health Foundation, reconoció el valor agregado que generan los dos sistemas al trabajar juntos, así como la ventaja de que una universidad establecida en terrenos federales, como la Universidad Estatal de Nuevo México, se asocie con el sistema de escuelas públicas de Las Cruces

Ahora toca pensar en la sustentabilidad, indica Kelly. ¿Puede la alianza entre NMSU y Hillrise generar un modelo en el que las dos entidades absorban los costos de personal y se encarguen de la coordinación del programa?

Post se pregunta lo mismo. “El mayor problema que enfrentamos es el del financiamiento, y la educación siempre es la primera que resulta afectada. ¿Entonces por qué consideramos que nuestro programa es sustentable?

“Bueno, pues porque nuestros atletas necesitan realizar 15 horas de servicio social al año y ahora pueden terminar esas horas de voluntariado participando en el programa Aggie Play”, mencionó Post. “Así que ese es un buen elemento para la sustentabilidad. También podemos empezar a crear una mentalidad de decir ‘Esto es lo que hacemos’ y aprovechar el orgullo que sienten los muchachos por su trabajo”.

Post también destaca la idea de que los atletas hagan pasantías y cómo el hecho de que haya más oportunidades de pasantías puede beneficiar al alumnado de la universidad.

Cuando las atletas de NMSU llegan a la Escuela Primaria Hillrise, pasan los primeros 5 a 10 minutos calentando y haciendo y una serie de rutinas de estiramiento con las niñas. Luego se forman en grupos y hablan con ellas sobre conceptos relacionados con el fortalecimiento del carácter –trabajar en equipo, hacer el mejor esfuerzo, lo que significa vivir sanamente– antes de iniciar los juegos y ejercicios.

“La mayoría son juegos en los que cualquiera puede participar”, menciona Post. “Muchas de las cosas que hacemos no tienen que ver con el deporte. Tratamos de alejarnos de un modelo basado en habilidades en los juegos que jugamos”.

El énfasis en la participación y en mantenerse activo encaja perfectamente con los objetivos generales de la iniciativa HEAL, cuyo objetivo es aumentar la actividad física y disminuir el sedentarismo.

Sólo una cuarta parte de los niños estadounidenses de 6 a 15 años realizan los 60 minutos recomendados de actividad física moderada a vigorosa al día para llevar un estilo de vida activo. La tendencia entre las niñas es incluso más baja, lo cual hace que el programa Aggie Play cobre aún más importancia.

“Nuestra meta es lograr una ganancia neta en el índice de actividad física en la región”, dice el Dr. Kelly sobre los objetivos generales de la iniciativa HEAL. Si esa es la medida, entonces Aggie Play representa una jugada espectacular.

Dsc 0060 %281024x738%29

Back to News