Noticias

Proyecto MCRT para mejorar el sistema de atención a la salud mental en el condado de Otero

December 14, 2020

A fines de 2019, la ciudad de Alamogordo y el Consejo de Salud del Condado de Otero, con el apoyo de Paso del Norte Health Foundation, se propusieron mejorar el sistema de atención a la salud mental en el área de Alamogordo mediante la implementación de un proyecto llamado Equipo Móvil de Respuesta a Crisis (Mobile Crisis Response Team, MCRT). Para llevar a cabo esta iniciativa a gran escala se tuvo que establecer coordinación entre el sistema de atención médica, el personal encargado de dar respuesta a crisis y especialistas en recuperación con apoyo de pares en la ciudad de Alamogordo y dentro del condado de Otero.

El objetivo del proyecto MCRT de Alamogordo es reducir la participación innecesaria de las fuerzas policiacas cuando la gente llama al 911, a la Línea de Crisis y Acceso de Nuevo México o al Departamento de Policía de Alamogordo para pedir ayuda en situaciones de crisis psicológicas o por abuso de sustancias. En estos casos, se envía un equipo de respuesta capacitado que trabaja para neutralizar la situación y conectar a la persona en crisis con una institución que cuente con profesionales capacitados que puedan ayudar a estabilizarla y brindarle apoyo para que logre su recuperación.

Cuando llegó el COVID-19, trajo consigo algunos obstáculos para el proyecto que exigían cambios en el uso de la tecnología y la realización de sesiones virtuales para los participantes en lugar de reuniones cara a cara. La Lic. Jeanette Borunda, trabajadora social clínica y directora del proyecto, explica que “la comunidad nunca desistió, incluso ante desafíos tan difíciles. Las políticas y los protocolos se revisaron y se pusieron a prueba con un equipo capacitado, y se logró implementar el proyecto con sólo un par de semanas de retraso”. Los Equipos Móviles de Respuesta a Crisis (MCRT) son reconocidos como una “mejor práctica” basada en evidencia, respaldada por expertos en el tema de servicios policiales y por organizaciones como la Asociación Internacional de Jefes de Policía. La idea de establecer el equipo MCRT surgió de las recomendaciones hechas en un Mapeo de Intersección Secuencial (SIM) realizado en 2018. Este documento se desarrolló con los aportes de los miembros del Consejo de Salud del Condado de Otero y la orientación del Centro GAINS de la Administración de Servicios de Salud Mental y contra el Abuso de Sustancias.

El jefe de policía de Alamogordo, Richard Denton, señala que “gracias a líderes decididos y a una fuerte colaboración de la comunidad, ahora existe un camino para ayudar a las personas en crisis a conectarse con la atención y el apoyo que necesitan para prevenir una tragedia. Con el apoyo de los funcionarios municipales y los socios comunitarios, el proyecto MCRT ya ha obtenido resultados positivos”. Por ejemplo, a fines de octubre y principios de noviembre, el Departamento de Policía de Alamogordo documentó tres encuentros en los que la respuesta oportuna de un equipo capacitado ayudó a salvar la vida de personas que estaban en crisis. Estas personas y sus familias ahora tienen la oportunidad de recuperarse y vivir una vida con mejor calidad, con el apoyo coordinado de proveedores de servicios y compañeros de la misma comunidad.

Cada año en los Estados Unidos, más de dos millones de personas que viven con alguna enfermedad mental grave son detenidas y encarceladas. La mayoría de estas personas también enfrentan problemas de adicción y trastornos por consumo de sustancias y, sin embargo, el diseño de los sistemas que existen a nivel local rara vez fomenta la salud individual y comunitaria y la seguridad pública. El Departamento de Policía de Alamogordo consta de 59 agentes juramentados y 24 civiles. David Kunihiro, subjefe de policía comenta que “el MCRT y las mejoras que se hagan a las políticas y prácticas de respuesta a crisis contribuirán a que las personas con enfermedades mentales, incluido el consumo de drogas, no tengan enfrentamientos innecesarios con el sistema de justicia penal. Ahora que cerramos este difícil año 2020, este proyecto representa un excelente recurso para ayudar a nuestra comunidad a hacer frente a la tensión emocional del COVID-19. Esperamos seguir avanzando en la construcción de un sistema de atención de la salud mental de clase mundial para los aproximadamente 65,000 habitantes del condado de Otero”.

Mcrt

Back to News