Noticias

Campaña de concientización sobre el estigma de la salud mental

May 26, 2016

Gracias al apoyo de un subsidio otorgado por PdNHF al Condado de El Paso en el marco de la iniciativa Think.Change, la Oficina del Sheriff del Condado de El Paso ha diseñado una campaña con un enfoque tridimensional que permite proporcionar capacitación al personal de la cárcel, los presos y sus familiares, con la finalidad de ayudarles a abordar problemas de salud mental.

Concretamente, la Oficina del Sheriff del Condado de El Paso:

  1. Certificó como Instructores de Primeros Auxilios en Salud Mental a tres de sus agentes, quienes a su vez han impartido capacitación sobre el tema a 234 oficiales supervisores y celadores en los últimos 17 meses. Las personas que han asistido a la capacitación han emitido opiniones muy positivas sobre los cursos y han expresado su deseo de recibir más formación sobre temas afines.

  2. Equipó al personal de la Sección de Necesidades Especiales con camisas de color azul claro para que puedan ser identificados rápidamente por el personal y los internos como Oficiales de Atención a Necesidades Especiales. Los oficiales a los que ahora se les llama “los Camisas Azules” ayudan a facilitar la continuidad en la atención, brindan apoyo a los internos que pasan por el sistema de justicia penal y representan para ellos otro medio informal de comunicación.

  3. Añadió una Línea de Atención a Crisis de Salud Mental que sirve como recurso adicional de comunicación para los internos. La Línea de Atención a Crisis, cuyas llamadas contesta la autoridad local en materia de salud mental, brinda a los internos acceso inmediato a profesionales con los que pueden hablar en caso de sufrir una crisis psicológica, sin tener que tropezar con el estigma social que pueden generarse cuando los demás compañeros de celda se dan cuenta de las necesidades especiales del interno. El objetivo es permitir que la persona en forma confidencial reporte su situación para poder intervenir como corresponda en caso de una crisis, así como para asegurar la continuidad en la atención.

En 2015, el sistema carcelario recibió aproximadamente a 10,400 personas identificadas por el personal médico como pacientes con problemas de salud mental. Para ayudar a las personas que salen del sistema carcelario a reintegrarse a la comunidad, se desarrolló una tarjeta de bolsillo que aconseja “mantener la calma”; en ella se proporciona una lista de recursos disponibles en la comunidad. Toda persona que sale en libertad recibe una tarjeta al salir de la cárcel. Debido al éxito del programa, éste fue adoptado por la División de Patrullas y ahora sus agentes están entregando a la ciudadanía este tipo de tarjetas. También se está elaborando un folleto informativo para los familiares de los internos, a fin de proporcionarles información sobre recursos locales, como la capacitación titulada “Family2Family” que ofrece la Alianza Nacional contra las Enfermedades Mentales (NAMI, por sus siglas en inglés).

El Sheriff Richard Wiles, Presidente del Consejo de Liderazgo para la Justicia del Consorcio para la Salud Conductual de El Paso, menciona: “estamos comprometidos a brindar servicios de salud mental a los internos y a garantizar que los miembros de la comunidad con necesidades especiales en toda la gama de padecimientos mentales, tengan acceso a servicios adecuados que ayuden a evitar su ingreso al sistema de justicia penal en primera instancia”.

Sheriff article

Back to News