Noticias

10 importantes consejos para ayudar a sus hijos a desarrollar buenos hábitos de salud

January 16, 2018

Usted puede ayudar a que sus hijos, desde pequeños, desarrollen buenos hábitos de salud que les brinden beneficios de por vida. Los padres de familia podemos animar a nuestros hijos a evaluar sus hábitos de alimentación y actividad física, pero es importante que también nosotros adoptemos los principios que les enseñamos. La mejor manera de orientar a sus hijos hacia un estilo de vida saludable es siendo usted mismo un ejemplo positivo para ellos. A continuación, encontrará algunos consejos para empezar esta tarea.

- Sea un buen modelo a seguir – Usted no tiene que ser perfecto todo el tiempo, pero si sus hijos lo ven tratando de comer bien y de hacer ejercicio, se darán cuenta de sus esfuerzos y usted les comunicará el mensaje de que la buena salud es importante para su familia.

- Mantenga un tono positivo - A los niños no les gusta escuchar lo que no pueden hacer, más bien, dígales lo que sí pueden hacer. Haga que todo suene divertido y positivo. A todos nos gusta que nos feliciten cuando hacemos bien las cosas. Celebre los éxitos y ayude a sus niños y adolescentes a desarrollar una buena imagen de sí mismos.

- Ponga en movimiento a toda la familia - Organice momentos en los que todos puedan ejercitarse juntos. Salgan a caminar, anden en bicicleta, vayan a nadar, al jardín o simplemente jueguen a las escondidas afuera. A todos les vendrá bien el ejercicio y pasar más tiempo juntos.

- Sea realista – Es importante establecer metas y límites realistas cuando uno adopta alguna conducta nueva. A la larga, los pequeños pasos y los cambios graduales pueden marcar una gran diferencia en su salud, así que comience de a poco y luego fije otras metas.

- Limite la televisión, los videojuegos y el tiempo frente a la computadora - Estos hábitos llevan a un estilo de vida sedentario y a un exceso en el consumo de golosinas, lo cual aumenta el riesgo de obesidad y enfermedades cardiovasculares. Limite el tiempo frente a la pantalla a un máximo de 2 horas diarias.

- Fomente las actividades físicas que les gusten a sus hijos - Cada niño es diferente. Deje que experimenten con diferentes actividades hasta que encuentren algo que realmente les encante hacer, ya que es más probable que perseveren en las actividades que de verdad les fascinan.

- Escoja buenas recompensas – Si sus hijos hacen algo bien, no los recompense con más televisión, videojuegos, dulces o golosinas. Encuentre otras formas de fomentar la buena conducta.

- Convierta la cena en un momento familiar - Cuando toda la familia se sienta junta a comer, hay menos posibilidades de que los niños coman lo que no deben o coman demasiado. Haga que sus hijos participen en la selección de alimentos y la planificación de las comidas. Así, todos desarrollarán buenos hábitos alimenticios y tendrán la ventaja adicional de pasar más tiempo de calidad en familia.

- Jueguen a leer las etiquetas de los alimentos – De esta forma, todos los integrantes de la familia aprenderán lo que es bueno para su salud y serán más conscientes de lo que comen. Este es un hábito que ayuda a cambiar el comportamiento de por vida.

- Participe – Proponga iniciativas que fomenten hábitos saludables en los niños. Insista en que las escuelas elijan alimentos nutritivos. Verifique que los proveedores de atención médica de sus hijos controlen los indicadores cardiovasculares, como el IMC, la presión arterial y el colesterol. Póngase en contacto con los funcionarios públicos de su ciudad para dar su opinión sobre iniciativas de salud. Haga que su voz sea escuchada.

Fuente: American Heart Association

Family eating dinner

Back to News