Noticias

Las Escuelas Públicas de Las Cruces combinan el movimiento y la actividad con la nutrición y la salud personal.

April 18, 2016

Las Escuelas Públicas de Las Cruces (LCPS, por sus siglas en inglés) siempre están buscando maneras innovadoras de cambiar la forma en que se imparten las clases de Educación Física en el estado de Nuevo México. Gracias al apoyo de Paso del Norte Health Foundation y su iniciativa HEAL, el distrito escolar está transformando el tradicional plan de estudios basado en actividades en el gimnasio y en habilidades deportivas, en un nuevo plan en el que se combinan el movimiento y la actividad con la nutrición y la salud personal.

El proyecto “Healthy and Fit” del distrito escolar es una estrategia que se aplicará durante tres años con el objetivo de desarrollar en las escuelas de Las Cruces una cultura sustentable en torno a la salud y la el acondicionamiento físico, que contribuya al “desarrollo integral del niño”.

“El programa para niños Healthy and Fit no se trata sólo de que los niños realicen actividad física; se trata también de enseñar a los niños a aprender sobre su cuerpo y la forma en que éste funciona mejor”, dice Jim Maes, quien fue contratado en septiembre pasado por las Escuelas Públicas de Las Cruces como especialista para desarrollar las clases de Salud y Educación Física.

La contratación de una persona para este puesto fue uno de los primeros pasos que LCPS indicó que daría cuando la Fundación de Salud accediera a financiar la idea como parte de su iniciativa Alimentación Sana y Vida Activa. Maes está encargado de diseñar y probar planes de estudio para fomentar la salud y la educación física en el sistema escolar, desde kindergarten hasta 12º grado. O, como él dice, de “ dar a los estudiantes las herramientas para ser sanos desde el punto de vista social, físico, intelectual, cultural, emocional y espiritual”.

Al principio, las Escuelas Públicas de Las Cruces formaron un comité de 12 personas para investigar los planes de estudio de la materia de Educación Física. Fue a través de este proceso que el comité solicitó que se adoptara el curriculum de Educación Física denominado “Focused Fitness-FIVE FOR LIFE”, en el que se utilizan unidades de instrucción académica adecuadas para cada edad, en un entorno basado en la actividad, para llevar a los estudiantes a un proceso continuo de aprendizaje sin menoscabo del tiempo dedicado a las actividades.

Tomemos como ejemplo la actividad denominada “El Estanque”. El concepto clave que los maestros de Educación Física quieren transmitir con esta actividad es la importancia de una dieta equilibrada. El objetivo es conseguir que los equipos de estudiantes seleccionen los alimentos necesarios para crear tres comidas balanceadas, lo cual se hace con una carrera de relevos en la que los estudiantes corren hacia unas tarjetas de nutrición que están distribuidas en una superficie, encuentran un alimento que quieran poner en su plato, y luego tiran una bolsita llena de frijoles en “El Estanque” para apartar el alimento. A continuación se le pasa el relevo al siguiente alumno.

Durante la carrera de relevos, “los demás estudiantes no están sólo de pie esperando”, explica Maes. “Están haciendo los ejercicios asignados mientras esperan su turno en el juego. Cuando los equipos llenan sus platos, los estudiantes dialogan en grupo sobre lo que es una comida balanceada y por qué es importante incluir en las comidas alimentos de todos los grupos. Antes de la actividad, el instructor repasa los conceptos de lo que es una comida balanceada, los grupos de alimentos y los cinco componentes del acondicionamiento físico”.

Con “El Estanque” se puede ver cómo se hace hincapié en el movimiento y el conocimiento de los conceptos de nutrición y la forma en que esta actividad combina los dos elementos.

Probar e implementar un plan de estudios completamente nuevo para fomentar la actividad y la salud es algo a lo que los maestros de Educación Física apenas se están acostumbrando. “Este proceso siempre saca a la gente de su zona de confort y los desafía a crear formas nuevas e innovadoras de impartir su materia”, dice Maes. “A ni me corresponde cerciorarme de que los maestros reciban apoyo y se animen a ser creativos y demostrar sus ideas a todos los colegas”.

El cambio nunca es fácil. Sobre todo cuando se trabaja para reformar la manera en que desde hace muchas décadas se imparten las clases de un tema tan establecido como la educación física, como está sucediendo en las Escuelas Públicas de Las Cruces. Sin embargo, el estado de Nuevo México lo está notando. En abril, el estado otorgó a las Escuelas Públicas de Las Cruces y al superintendente Stan Rounds un premio del Departamento Estatal de Salud por mejorar la salud a través del proyecto Healthy and Fit.

Bouncing ball

Back to News